Daño a la reputación de una empresa

E-reputación: lo que está en juego, su importancia

qué hacer si alguien le hace daño

Para muchas empresas de hoy en día, la visibilidad en Internet es esencial. En efecto, el desarrollo de la imagen de una empresa en línea aumenta su visibilidad no sólo ante los clientes, sino también ante posibles clientes potenciales. En definitiva, la visibilidad es capaz de generar más beneficios a largo plazo. Sin embargo, debido al alto grado de libertad de expresión en Internet, también es posible que algunas personas o empresas hablen mal de su empresa. Y, desgraciadamente, estas afirmaciones a veces pueden causarle daño. Entonces, ¿qué debe hacer si alguien ataca su reputación online? ¿Cómo debe reaccionar?

Hacer un balance de la situación

Acaba de darse cuenta de que su reputación electrónica ha sido dañada? No te precipites, primero debes entender y analizar la situación. De hecho, es esencial definir con precisión el tipo de ataque en cuestión. En primer lugar, debe ser capaz de calificar el mensaje para determinar su grado de seriedad. Es una crítica leve, un artículo que expone información falsa o una declaración denigrante? En segundo lugar, es esencial medir el impacto y la viralidad del mensaje negativo. Para ello, lo mejor es identificar al autor del mensaje (anónimo, empresa, personalidad influyente, etc.). También es aconsejable identificar el medio de comunicación en el que se publicó el mensaje negativo, ya que esto le ayudará en el futuro. Y no dudes en imprimir estos mensajes para guardar una prueba. Este primer paso le ayudará a comprender mejor la situación y a saber a qué solución debe recurrir.

Pensar en soluciones legales

Hay muchas soluciones legales. En primer lugar, conservando sus pruebas, podrá hacerlas certificar por un agente judicial, que podrá garantizar la exactitud de los hechos y los mensajes negativos que hayan aparecido sobre usted. Paralelamente, otra solución es solicitar la eliminación de los contenidos no deseados. Esto puede hacerse con la persona que escribió el contenido, con la plataforma donde se publicó el contenido o incluso con el anfitrión de esa plataforma. Si este enfoque no da lugar a la eliminación del contenido, no se preocupe, existen protecciones legales. En efecto, gracias a la normativa de las leyes del RGPD, usted tiene derecho a oponerse al tratamiento de los datos personales. Además, también puede solicitar la desreferenciación, también conocida como derecho al olvido. Pero en el caso de una empresa, esto no siempre es sinónimo de una buena estrategia digital. Por último, si ninguna de estas soluciones ha surtido el efecto deseado, siempre puede emprender acciones penales si su caso se refiere a la difamación o a las injurias. Para este tipo de solución, su empresa dispone de un plazo de 3 meses para emprender acciones legales.

TRATAR DE MEJORAR LA SITUACIÓN SIMPLEMENTE

Si todas las soluciones enumeradas anteriormente no le funcionan, o si no han tenido éxito, existen métodos más moderados. De hecho, intentar resolver el problema directamente con el autor del mensaje también puede ser una solución. En la mayoría de las empresas hay un equipo dedicado a la comunicación corporativa, que será el que mejor pueda dirigirse al autor del mensaje. Para ello, es aconsejable responder al ataque simplemente siendo cortés en todas las circunstancias y tratando de dar una explicación razonada. La idea es tratar de mejorar su imagen presentando las cualidades y la experiencia de su empresa.

Recursos de E-reputación corporativa que pueden interesarle

Nos quieren

Nos odian

Contacte con

UNO DE NUESTROS EXPERTOS

    available from 10:00 – 19:00